Jubilados viviendo en pisos de alquiler. ¿Por qué comparten piso?
pisos de alquiler
Noticias

Por qué comparten piso los jubilados y cómo evitarlo

Cada vez es una tendencia más grande la de los jubilados compartiendo piso, y es que el precio de los pisos de alquiler ha subido mucho.

Tanto es así que, si no se tiene una vivienda en propiedad, para muchos es imposible pagar un alquiler.

Además de esta razón, existen otros motivos por los cuales los jubilados se plantean compartir piso. Como, por ejemplo, la soledad, o incapacidad para vivir solo.

Pero la mayor razón es la económica.

Motivos por los cuales compartir piso siendo jubilado

Como decíamos, el motivo económico es el de más peso. Pero este factor conlleva diferentes razones:

  • El precio de los pisos de alquiler es cada vez más alto
  • Las pensiones son muy bajas
  • Los gastos que conlleva mantener una casa son similares al vivir en grupo que al vivir de forma individual

Además de estos factores que inciden en la economía de la persona, hay otros factores que ayudan a tomar esta decisión:

  • Las personas mayores que se quedan solas y no les gusta estar en soledad, tienen más motivos para compartir piso con otros compañeros en la misma situación.
  • Algunas personas mayores tienen limitaciones físicas que les dificultan la independencia. Compartir piso con otras personas que pueden ayudarse entre sí puede ser una buena opción para combatir esa incapacidad.

Así las cosas, es normal que algunas personas de menor edad quieran anticiparse a esta situación.

Aunque compartir piso puede ser una experiencia positiva, después de muchos años de independencia, volver a la convivencia, puede ser molesto para muchas personas.

Cómo evitar la convivencia en pisos de alquiler cuando me jubile

Si llegada la edad de la jubilación tienes una pensión muy reducida, y no tienes una vivienda en propiedad, tendrás que amoldarte al mercado del alquiler.

Si los precios son bajos, tendrás mayores oportunidades. Pero si son inaccesibles te encontrarás ante la situación actual.

Para evitar esta situación en el futuro, lo ideal serán dos cosas:

  • Olvídate de vivir en pisos de alquiler durante toda tu vida. Vas a pagar una gran cuota mensual que no te reporta ningún beneficio.
    Contratar una hipoteca es una solución ante este problema. Pagar una cuota baja, durante el plazo que elijas, y terminar de pagarla antes de tu jubilación. De forma que, para cuando llegue el momento tengas tu vivienda de propiedad y la pensión que tengas puedas invertirla en otras partidas.
  • Ahorra con un plan de pensiones para tener mayor libertad financiera en el futuro. Quizás no puedas ahorrar viviendo en pisos de alquiler, debido a la cuota tan alta que tienes que pagar. Pero haz un cálculo de cómo sería tu cuota hipotecaria y date cuenta de lo que te ahorrarías al mes. Si guardas esa diferencia mensual para tu pensión futura, además de tener una vivienda en propiedad, habrás conseguido agrandar tu pensión.  Lo que te beneficiará en tener una mayor calidad de vida durante tu jubilación.

Si quieres calcular cómo sería tu hipoteca, piensa en el importe por el cual querrías comprar tu vivienda y contacta con nuestros asesores.
Te diremos cómo quedaría tu hipoteca de forma gratuita.

Rápidamente verás lo que podrías ahorrarte al mes, a diferencia al alquiler. Además, tener una vivienda propia tiene muchas ventajas sobre los pisos de alquiler.

¿Todavía te preguntas si comprar o alquilar? Estudia los beneficios que puede reportarte tener tu propia vivienda, y aprovéchate del momento en el que se encuentra el mercado. Saca partido a los tipos de interés y a los precios de las viviendas.

¡Asesórate sin compromiso y de forma gratuita!

¿Quieres saber más? Contacta con nosotros
Nombre y apellido*
Correo electrónico*
Teléfono*
Provincia*
¿Cuál es tu consulta?
Acepto la política de privacidad. *
Acepto el envío de comunicaciones por correo electrónico, WhatsApp o vía telefónica. *
Firmax utilizará estas vías de contacto para comunicarse contigo de forma expresa, y no para comunicaciones comerciales, a excepción de las comunicaciones por correo electrónico, de las que podrás desuscribirte mediante el enlace que encontrarás al pie de los correos electrónicos.
Fuente de Posible cliente
Rol en la Empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *