Ventajas de ser funcionario. ¡Si eres funcionario empieza a ahorrar!
ventajas de ser funcionario
Finanzas personales,  Funcionarios

Si eres funcionario, empieza a ahorrar. Ventajas de ser funcionario.

¿Tienes un empleo público? Entonces te interesa saber cuáles son las ventajas de ser funcionario.

Y si te planteabas opositar para ser un empleado público en el futuro, de igual forma te interesará conocer de qué podrás beneficiarte más adelante.

Son muchas las ventajas de ser funcionario, pero hoy nos vamos a centrar en las económicas. En cómo ahorrar siendo funcionario.

Descuentos para funcionarios

Gracias a la estabilidad del empleo, y, generalmente, el nivel de ingresos del empleado público, muchas empresas ofrecen descuentos para funcionarios.

Se pueden encontrar desde agencias de viajes, gimnasios, seguros, e incluso restaurantes.

Si bien es cierto que tener descuentos u ofertas permite ahorrar, si se compara con el precio real del producto o servicio, muchas de estas cosas no son necesarias. Al final, lo que nos pasa es tan sólo lo compramos porque estaba ofertado. De esta forma, ¿realmente estamos ahorrando?

Con lo que, sí, tener descuentos es una de las ventajas de ser funcionario, pero hay que saber en qué invertir el dinero para ahorrar de verdad.   

Si lo que te planteas es, realmente, ahorrar cada mes, para hacerte con una cantidad de dinero determinada, nosotros te vamos a explicar la mejor forma de hacerlo.

Las mayores ventajas de ser funcionario: los productos hipotecarios.

No hay mejor inversión que una vivienda de propiedad. Vas a pagar unas cuotas mensuales durante un determinado tiempo, y cuando dejes de pagar, tendrás un inmueble propio, que no pierde valor con el tiempo.

¿Por qué decimos que una hipoteca para funcionarios puede ser la mejor forma de ahorrar? Por que las condiciones que ofrece la hipoteca funcionario son inmejorables, y con el interés y la cuota más bajos tendrás una gran capacidad de ahorro.

Descubre las ventajas de ser funcionario en el sector hipotecario:

Por otro lado, si ya tienes tu hipoteca, estamos seguros de que podemos mejorar tus condiciones, y así asegurarnos que tu cuota hipotecaria te permite ahorrar cada mes.

¿Para qué quiero ahorrar?

¿No se te ocurre por qué motivo podrías ahorrar? Pues te vamos a explicar la importancia de tener unos buenos ahorros, ¡y estamos convencidos que querrás empezar a ahorrar hoy mismo!

Por un lado, dependiendo de la cantidad ahorrada, puedes acceder a productos que, de otra forma, te verías en la obligación de financiar, como, entre otros:

  • Un coche nuevo
  • Una segunda residencia
  • Unas buenas reformas
  • Un gran viaje
  • Una boda
  • Una operación
  • Abrir un negocio

Por otro lado, si no inviertes ese dinero en ninguna otra cosa, tienes la tranquilidad absoluta de que tienes una cantidad de dinero por si sucede cualquier imprevisto, a modo de “colchón”.

Y, por último, puedes invertir tu dinero en fondos de inversión a largo plazo (bajo riesgo) y obtener un beneficio de tus ahorros. O, asumiendo algo más de riesgo, invertir a corto plazo y obtener mayores beneficios.

Si pasado un tiempo no te has decidido por ninguna de estas opciones, siempre puedes amortizar la hipoteca, o cualquier otro préstamo, ¡y quitarte las deudas de encima!

Así que no dudes en la rentabilidad de los ahorros, porque te aseguramos que tener un remanente de dinero guardado te va a ofrecer mucho más margen de maniobra para todo. Y, además, pudiendo sacar beneficio de ellos invirtiendo a corto, o a largo plazo.

Si quieres saber más información sobre las hipotecas para funcionarios, ¡no dudes en contactar con nosotros! Un asesor hipotecario te hará un estudio y asesoramiento gratuitos, de forma rápida, clara y transparente.

Solicita un estudio de viabilidad y asesoramiento hipotecario gratuitos
Nombre y apellido*
Correo electrónico*
Teléfono*
Provincia*
¿Cuál es tu consulta?
Acepto la política de privacidad. *
Acepto el envío de comunicaciones por correo electrónico, WhatsApp o vía telefónica. *
Firmax utilizará estas vías de contacto para comunicarse contigo de forma expresa, y no para comunicaciones comerciales, a excepción de las comunicaciones por correo electrónico, de las que podrás desuscribirte mediante el enlace que encontrarás al pie de los correos electrónicos.
Fuente de Posible cliente
Rol en la Empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *