¿Comprar o alquilar? Conoce las ventajas de tener una vivienda propia.
comprar-o-alquilar
Hipotecas

¿Comprar o alquilar? Ventajas de tener una vivienda propia.

La gran pregunta vuelve a estar en auge: ¿Comprar o alquilar?

Hoy comentaremos las ventajas de comprar una casa, y te daremos algunos consejos para no cometer ningún error en esta importante decisión.

En Firmax, entidad dedicada a los servicios financieros e hipotecarios, vamos a darte nuestra opinión sobre esta eterna pregunta.

¿Comprar o alquilar? Esa es la cuestión

Antes que nada, vale la pena aclarar que esta cuestión refiere a dos tipos de reflexiones.

La primera es meramente subjetiva. ¿Qué quiero yo? ¿En qué me beneficia a mí una opción o la otra?

La segunda es mucho más objetiva y requiere de conocimiento financiero. ¿Qué es mejor según la situación del mercado? ¿Cómo están los tipos de interés? ¿Cuál es la previsión del Euribor a medio o largo plazo?

Así, si estás valorando comprar una casa, o bien entrar a vivir de alquiler, lo primero que debes preguntarte es en qué te beneficia tanto una cosa como la otra.

Pero es lógico pensar que los beneficios pueden ser muy diferentes según la situación del mercado.

Hace una década, por ejemplo, comprar una casa podía reportar un mayor riesgo que el beneficio que ofrecía, a priori. Por el contrario, el mercado actual se encuentra en un momento óptimo para apostar por la compra.

Te explicamos por qué.

Comprar o alquilar según la situación del mercado

A la hora de decidir si comprar o alquilar, debemos tener en cuenta qué factores del mercado influirán en el cálculo de la cuota hipotecaria.

El primer factor que analizaremos será la cantidad de financiación.

Si compro una casa, ¿cuánto tendré que aportar?

Poniéndonos en el ejemplo de que no tengamos liquidez para aportar como entrada de una compra, estudiamos la idea de “comprar una casa sin dinero”.

Tal vez sea el mayor de nuestros miedos ¿no? Tener que aportar una cantidad, de la cual no disponemos, para poder conseguir la financiación.

Bien, mientras que la mayoría de las entidades financieras tan solo pueden financiar entre un 60% i un 80% del total del valor del inmueble, otras pueden llegar a financiar el 100%.

Es el caso de Firmax, que con productos como la Hipoteca 100 solucionamos este temido problema del pago inicial, de manera que sólo tendrás que aportar los gastos de la compra.

Olvídate de ahorrar durante años para conseguir una entrada suficiente. Si tienes la casa de tus sueños delante, el momento es ahora. Y este tipo de productos, con financiación al 100%, te permite tomar una decisión quitando tus ahorros de la ecuación.

Los tipos de interés “por los suelos”.

Otro factor que debemos analizar en profundidad son los tipos de interés. ¿Hipotecas fijas o hipotecas variables? Otra eterna pregunta de la que hablaremos en otro artículo.

En este caso no vamos a diferenciar entre ambos tipos, porque su trayectoria está resultando casi paralela.

Los tipos de interés, tanto el fijo como el variable, están alcanzando unas cifras realmente bajas. Por este motivo precisamente decimos que el mercado se encuentra en un momento óptimo para comprar una vivienda.

Si tenemos en cuenta la evolución de los tipos de interés al inicio de las hipotecas desde 2003, vemos como nos encontramos ante una cifra históricamente baja.


Fuente: Instituto Nacional de Estadística.

Esto nos da un dato muy interesante, y es que las hipotecas que aprovechen este tipo de interés se beneficiaran, sin duda, de las cuotas hipotecarias más bajas que hayan existido.

Actualmente podemos encontrar hipotecas con cuotas de 240€ mensuales por cada 100.000,00€ de financiación, como es el caso de uno de los productos más destacados de Firmax, la Hipoteca 240.
Muy difícilmente encontraremos estas cuotas en el mercado inmobiliario de los alquileres.

Pero esto ya responde a la primera parte de reflexiones subjetivas de la que hablábamos al principio.

¿Comprar o alquilar? ¿Qué es mejor para mí?

Entonces, ¿qué criterios subjetivos podemos comparar para decidirnos entre comprar o alquilar?

Como acabamos de mencionar, y según el mercado actual, la cuota más baja la vamos a encontrar en la compra.
Si bien es cierto que esto siempre dependerá del precio de la vivienda y el plazo de liquidación, difícilmente superaran las cuotas hipotecarias a los precios de alquileres. Con lo que la primera ventaja está clara:

  • Cuota más económica.

Una cuota más económica te va a beneficiar muchísimo, y en muchos ámbitos. Vas a tener un remanente de dinero, y vas a poder decidir qué quieres hacer con él.

Ahorrar, viajar, comprar un coche nuevo, mejorar tu calidad de vida… Bueno, no hace falta que te digamos lo que podrías hacer si tuvieras más dinero, ¿verdad?

  • Inversión de futuro.

Tener un bien inmueble proporciona, en un futuro a largo plazo, una gran tranquilidad. No solamente porque se trata de una inversión segura, sino porque tras el paso del tiempo aumenta su valor.

Comprar una vivienda, además, nos da la seguridad de tener nuestro hogar en propiedad. Lo que se convierte, inmediatamente, en una sensación abismal de seguridad, tranquilidad y protección.

  • Estabilidad.

Por lo general, las personas que se plantean comprar una vivienda tienden a buscar cierta estabilidad. Además, no solo mejorará la estabilidad de quién compra la casa, sino de toda la unidad familiar.

Te olvidarás de mudanzas innecesarias (algo que supone costes, tiempo y estrés), y te permitirá ganar capacidad de ahorro debido a las bajas cuotas hipotecarias que ofrece el mercado actual.

  • Generar un historial de crédito.

Si eres una persona ambiciosa, que generalmente se involucra en nuevos proyectos y con frecuencia asume grandes retos, este punto te interesa.

Generar un historial de crédito significa ofrecer a tu entidad financiera una garantía sobre la eficiencia de tus pagos.

Esto te puede beneficiar en la medida en que, con el paso del tiempo, puedas necesitar otros créditos mayores.

  • Garantía frente a otras deudas.

Una vez tenemos una vivienda en propiedad, esta puede convertirse en una garantía frente a otras deudas. Lo que te puede permitir,por un lado, solicitar préstamos para realizar reformas,por ejemplo. Y, por otro lado, solicitar una reunificación de deudas en el caso de que tengas varios frentes abiertos.

¿Comprar o alquilar? Nuestro consejo

Comprar un hogar no es una decisión que se haya de tomar a la ligera.

En este artículo te hemos expuesto un simple esbozo de algunos de los factores que podrían influir en tu decisión. Pero lo cierto es que hay muchos más.

Entre ellos tu capacidad de pago, o el de la unidad familiar, o el cálculo exacto de tu cuota hipotecaria según tus posibilidades, entre otros factores.

Nuestro consejo más sincero es que te asesores de una forma neutra.

Nos referimos con “forma neutra” a que, la mayor parte delas veces, asesorarte en tu banco de confianza puede ofrecerte un resultado algo alejado de lo que realmente te podría interesar.

En Firmax, por ejemplo, colaboramos con diferentes bancos, para poder ofrecer a cada cliente la oferta que mejor le convenga. De esta manera, no pretendemos venderte ningún producto en concreto, sino que realmente estudiamos tu caso y te ofrecemos lo que mejor te conviene.

Además, el asesoramiento es totalmente gratuito.

Esto quiere decir que puedes contactar con nosotros, y recibirás una respuesta en menos de 48 horas.
Según tus posibilidades te daremos la mejor opción, y si finalmente te decantas por comprar una vivienda, podemos ofrecerte la mejor financiación que existe actualmente en el mercado.

Nosotros tan solo te informamos, pero tú decides.

Puedes contactar con nosotros de forma gratuita llamando al 900 827 215, solicitando que te llamemos desde la página web, o rellenando el formulario de contacto.

Solicita un estudio de viabilidad y asesoramiento hipotecario gratuitos
Nombre y apellido*
Correo electrónico*
Teléfono*
Provincia*
¿Cuál es tu consulta?
Acepto la política de privacidad. *
Acepto el envío de comunicaciones por correo electrónico, WhatsApp o vía telefónica. *
Firmax utilizará estas vías de contacto para comunicarse contigo de forma expresa, y no para comunicaciones comerciales, a excepción de las comunicaciones por correo electrónico, de las que podrás desuscribirte mediante el enlace que encontrarás al pie de los correos electrónicos.
Fuente de Posible cliente
Rol en la Empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *