Etapas hasta firmar una hipoteca. Proceso hipotecario paso a paso.
firmar una hipoteca
Hipotecas

Etapas de una hipoteca, de principio a fin, hasta firmar una hipoteca

Antes de firmar una hipoteca hay que atravesar todo un proceso dividido en diferentes etapas.

Algunas serán más sencillas y otras más complejas.

Vamos a ver de qué se compone este proceso, cuáles son las etapas más complejas, y cómo llegar a firmar una hipoteca de forma sencilla y rápida.

Primera etapa de la hipoteca. Búsqueda de entidades financieras.

primera etapa hipoteca

Esta primera fase se puede realizar tanto si ya se ha visto la vivienda que quieres comprar, cómo si todavía no.

Resulta una muy buena opción ver las posibilidades financieras de cada uno antes de buscar la vivienda.

De esta forma sabremos de antemano qué precio máximo podemos permitirnos a la hora de comprar la vivienda, y tener una simulación sobre la cuota, el interés y el producto que podríamos contratar.

Para ello, lo mejor es recibir una buena orientación financiera a través de un gestor hipotecario.

Que sea capaz de analizar tu situación, a la vez que la oferta actual de productos hipotecarios en el mercado y realizar un estudio de viabilidad.

Segunda etapa de la hipoteca. Presentar la documentación.

segunda etapa hipoteca

Una vez has decidido qué entidad financiera va a gestionar tu hipoteca, es el momento de formalizar tu hipoteca.

Para ello, deberás presentar cierta documentación sobre tu situación personal, laboral y fiscal que será imprescindible para realizar el estudio de viabilidad y evaluación de riesgos.

Dependiendo de la entidad que gestione tu hipoteca, esta etapa puede ser rápida y sencilla, o larga y compleja.

Por lo general, un banco suele tardar entre 15 y 45 días en dar una respuesta.

Mientras que un intermediario financiero, o gestor hipotecario, suele tardar entre 2 y 10 días.

En esta etapa se te comunicará si la hipoteca está aprobada o no.

Tercera etapa de la hipoteca. Tasación, comprobación registral y aprobación definitiva.

aprobar una hipoteca

Una vez la hipoteca está aprobada, se pasa a hacer la tasación y la comprobación registral.

Si ambos procesos son correctos, se aprueba definitivamente la solicitud de la hipoteca.

  • Tasación. La tasación es una de las partes más importantes a la hora de firmar una hipoteca. Ya que determina en gran medida la cantidad de préstamo hipotecario que se concederá.
    En este sentido, de nuevo el gestor hipotecario supone una ventaja frente a las entidades bancarias. Ya que, en el caso de Firmax, por ejemplo, tenemos mayor control sobre las tasaciones.
  • Comprobación registral. La comprobación registral determinará que, tal y como estaba previsto, el inmueble puede ser hipotecado. Se trata, básicamente, de comprobar el estado y situación de la finca, ingresada en el Registro de la Propiedad.
  • Aprobación definitiva. Si has llegado hasta aquí ¡ya has pasado lo peor!
    Tu solicitud acaba de ser definitivamente aprobada.

Esta tercera etapa, antes de firmar una hipoteca, acostumbra a ser de las más largas.

Además, puede ser compleja ya que da lugar a posibles problemas en la tasación y la comprobación registral.

Por ello insistimos en la importancia de dejar el proceso hipotecario en manos de profesionales competentes y resolutivos.

Cuarta etapa de la hipoteca. Información precontractual.

cuarta etapa de la hipoteca

Con los cambios en la Ley hipotecaria de este verano 2019, esta etapa se ha visto modificada en varios aspectos.

De esta forma, la Ley vigente pretende asegurar que cada usuario, antes de firmar una hipoteca, tiene claro al cien por cien qué es lo que está firmando.

Para ello, se ha implementado todo un proceso antes de la firma que se compone de:

  • Entrega de la FEIN (Ficha Europea de Información Normalizada).
  • Entrega de la FiAE (Ficha de Advertencias Estandarizadas)
  • Entrega del documento de escenarios de cuotas (en caso de solicitar un interés variable). En este escenario podrás ver una simulación de la variación de tu cuota variable en diferentes escenarios a futuro.
  • Entrega del proyecto de contrato. Dispondrás de una copia del proyecto de contrato, con todos los gastos desglosados.
  • Información completa sobre los gastos de la operación, y a quién corresponden.
  • Entrega por escrito de las condiciones y garantías de los posibles seguros contratados.
  • Manifestación firmada por el prestatario. Esta firma asegurará que has recibido toda la información anterior y que te ha sido explicada.
  • Asesoramiento obligatorio y gratuito mediante un notario a escoger por el prestatario. Este último asesoramiento mediante notario corroborará que has entendido por completo todos los contratos, productos, pagos, y demás obligaciones y derechos que tienes como prestatario.

Y ahora sí, después de todos estos pasos, puedes firmar una hipoteca.

Última etapa de la hipoteca. Firmar una hipoteca.

ultima etapa hipotecaria

Esta última etapa es posiblemente la más emotiva y satisfactoria, ya que, en finalizar, obtendrás al fin tu inmueble en propiedad.

En la hipoteca intervendrán los siguientes agentes:

  • Apoderado de la entidad que concede el préstamo (representante de la entidad).
  • El notario.
  • Los vendedores.
  • Los compradores, en este caso prestatarios.
  • Gestor hipotecario (en caso de haber sido contratado).

Llegados a este punto, ¡ya puedes decir que has firmado una hipoteca!

Por último, se realizarán algunos trámites a nivel administrativo, como la inscripción del préstamo en el Registro de la Propiedad, la liquidación del impuesto pertinente, cancelaciones de cargas previas y la liquidación de la provisión de fondos, entre otros.

¿En qué etapa de la hipoteca te encuentras tú?

También podría interesarte…
¿Qué necesito para pedir una hipoteca?

Solicita un estudio de viabilidad y asesoramiento hipotecario gratuitos
Nombre*
Apellido*
Correo electrónico*
Teléfono*
Provincia*
¿Cuál es tu consulta?
Acepto la política de privacidad. *
Acepto el envío de comunicaciones por correo electrónico, WhatsApp o vía telefónica. *
Firmax utilizará estas vías de contacto para comunicarse contigo de forma expresa, y no para comunicaciones comerciales, a excepción de las comunicaciones por correo electrónico, de las que podrás desuscribirte mediante el enlace que encontrarás al pie de los correos electrónicos.
Fuente de Posible cliente
Rol en la Empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *